Para aquel que lee este titulo y se ríe, debo decirle que piense porque esta leyendo este post, sin ni siquiera saber quien lo escribe, yo le puedo decir que tiene un buen titulo y según su inconsciente, los buenos títulos siempre traen buenos artículos. Podemos hablar mucho de como tomamos nuestras decisiones, pero algo es cierto, generalmente, existe espacio para el instinto, la tincá (esto se usa en Chile solamente), el sexto sentido, etc. como quieras llamarlo pero siempre existe algo mas allá de la lógica y los datos para decidir.

En McKinsey&Company, publicaron un artículo de Andre Campbell y Jo Whitehead denominado “ How to test your decision-making instincts” donde dan ejemplos de como incluso en aquellos profesionales, que su característica primordial  es la independencia y la objetividad de sus opiniones, pueden verse influidos por su subconsciente. Según los autores, la experiencia que acumulamos durante nuestro vida, influye en las decisiones, lo cual parece lógico, pero si piensas que decidir en base a un estudio detallado de la viabilidad de un proyecto o sólo por la experiencia del gerente de la empresa, creo que no es tan fácil por cuál elegir, incluso puede par que el instinto supere a la lógica, pero eso depende de cada uno, según mi opinión.

Nuestro cerebro, según los últimos estudios,  inicia el proceso de decidir,  recolectando todos aquellos recuerdos de situaciones similares en vez de realizar un análisis de los punto a favor o en contra, es decir, y para esto utilizare como ejemplo el escoger a un compañero de trabajo, dependiendo de las características del individuo, el cerebro haría el siguiente proceso:

“Este tipo es alto y de ojos azules, ahh, debe ser igual que el gringo que se cambio de oficina, ese era desordenado, lento y descuidado con su trabajo además tiene algo que no me hace confiar en el”

en vez de hacer algo mas racional como

“Estudio Ing Comercial, lo cual le da ciertas características requeridas para el cargo, pero según veo en su curriculum, demoro 10 años en salir de la U”

No importará cuanto esfuerzo se haga por ser lo mas analítico, racional y objetivo, pero por alguna razón nuestro instinto nos acompañaría al momento de tomar una resolución, por lo cual, si ya no podemos erradicarlo, entonces, démosle un grado de confianza a nuestro instinto, para esto, los autores de este articulo proponen 4 pruebas.

1. La prueba de familiaridad: Con frecuencia hemos pasado por situaciones idénticas o similares

Esta es quizás la más común de todas, por ejemplo, el de si soy un buen auditor de una empresa de retail, seré igual de bueno en un centro de salud?, de seguro es que posiblemente no sea suficiente la experiencia como les paso en EE.UU y el huracán Katrina, donde no se dieron las alertas debido a que el operador trabajo en otro lugar, con condiciones geográficas  diferentes.

2. La prueba de retroalimentación: tenemos una  retroalimentación confiable de situaciones del pasado.

Podemos haber tomado buenas decisiones en el pasado, pero también hemos tomado malas decisiones, de las cuales debemos ser consiente de eso, de lo contrario podríamos cometer nuevamente un error debido a que nuestro subconsciente las considerar como algo positivo lo cual influirá en la decisiones futura.

3. La prueba de medir las emociones: son las emociones que hemos experimentado en situaciones similares o relacionados medir.

Existen experiencias mas fuertes que otras, eso esta claro, por lo cual es en aquellas mas “traumáticas” en las que tenemos que poner atención, porque influirán en la decisión, ejemplo es aquel que quiere comprar un auto, pero tuvo un choque en el cual casi pierde la vida. lo mas seguro que puede influir este acontecimiento en la decisión de comprar o no.

 

4. La prueba de independencia: es probable  ser influenciados por los intereses personales.

Mientras el tribunal constitucional ya se pronuncio respecto a los posibles conflictos de interés del Presidente y el subsecretario del deporte, este tema esta presente en la agenda nacional. en ocasiones nuestro beneficio personal influyen en las decisiones de un grupo, para evitar esto, se utiliza el clásico, abstención de opinión o inhabilitar a algún miembro del directorio debido a que tiene acciones en la empresa con la cual quiere negociar.

Señores y señoritas después de un extenso post, les dejo la invitación para que lean el artículo original en el cual encontraran más ejemplos y un mayor desarrollo del tema.

 

VISTO EN: How to test your decision-making instincts